La encimera, la gran protagonista

La encimera es la principal área de trabajo de tu cocina. Es la gran protagonista ya que permite dar un toque cromático diferente a tu cocina.

Cuarzo compacto, mármol, granito, porcelánico, madera, o laminado de alta presión son algunas de las opciones para revestir la encimera.

A la hora de escoger esta encimera donde vamos a tratar los alimentos, es una buena idea apostar por los sistemas de protección antibacteriana.

El porcelánico es tendencia de plena actualidad

Poco a poco ha ido desplazando a otros productos por sus especiales cualidades técnicas destacando su gran dureza, su porosidad prácticamente nula y su gran resistencia a altas temperaturas. Además es posible fabricar encimeras de solo 1,2 cm de grosor (también hay en 2 cm) con lo que se consigue si se desea una línea más estilizada para la cocina. Existen muchas marcas en el mercado destacando Laminam, Neolith y Dekton aunque este material es un poco diferente al ser realizado mediante un proceso de ultra compactación y ser de una composición más compleja.

El granito ofrece una estética atemporal

Otro producto que sigue en vigor es el granito aunque actualmente se busca un material más exclusivo a través de granitos de importación. Fabricantes como Naturamia, Sensa o Granith ofrecen productos de gran valor estético con veteados espectaculares. En este caso siempre conviene visitar el almacén y elegir la plancha y el corte que se va a usar para nuestra encimera ya que dependiendo de la pieza puede haber gran variedad en la veta y el color.

Este tipo de materiales en algunos casos puede necesitar algunos cuidados por su porosidad aunque suelen venir con tratamiento desde fábrica. Sigue colocándose el granito nacional de toda la vida en colores lisos como el negro o con veta más regular en toda la superficie. Suele ser un producto más económico, pero muy resistente, y se coloca en 2 o 3 cm.

El cuarzo combina elegancia y resistencia

El cuarzo aunque ha bajado mucho en su venta, sigue teniendo buena aceptación ya que la variedad de colores, texturas y los acabados asedados gustan mucho. Es un producto que posee buenas características para ser usados en la cocina, tienen mucha dureza, y poseen protección antibacteriana. No son porosos y son fáciles de limpiar, aunque sí que tendremos que tener un poco de cuidado con el calor ya que no resisten altas temperaturas. Si sacamos una cazuela o recipiente caliente deberemos usar un salvaencimeras. Las marcas más conocidas son Silestone y Compac.

Otras soluciones para la encimera

El laminado HPL es una opción también interesante para las encimeras, tiene una buena relación calidad precio, la capa decorativa de HPL suele ser resistente y fácil de limpiar. La carta de colores suele ser amplia.

El material postformado es el más económico. Suele ir como en las puertas mediante un tablero de fibras aglomerado recubierto de melamina estratificada de mayor grosor que la melamina normal. Es un producto menos resistente al uso, al calor ni a líquidos de los anteriores. El precio suele ser bastante económico. Si tenemos cuidado en el uso puede durar bastantes años.

Nos quedarían otros materiales como la madera maciza que son mucho más delicados y que actualmente se usan poco debido a su alto precio y que requieren un mantenimiento correcto si queremos que nos dure inalterable durante años. Es un material que lo que aporta es belleza a la cocina al ser un material natural.

Hay que tener en cuenta también que es posible hacer mostradores a juego con la encimera principal de la cocina e incluso mesas de cocina en el mismo material.

Algunos materiales para encimeras nos dan la opción de hacer el fregadero a juego del mismo material integrado en la propia encimera, especialmente en el caso de Silestone, los porcelánicos o algunos granitos de importación. Esta opción suele ser bastante más cara que el fregadero tradicional pero aporta una solución muy estética para la cocina.

Otra opción es el frontal de la pared a juego con la encimera. De este modo podemos disimular si no hemos cambiado las baldosas de la pared frontal y aporta también un acabado mucho más armonioso, además de la ventaja de facilitar la limpieza de la pared más expuesta de la cocina.

En la encimera es posible realizar encastres para colocación de enchufes escamoteables o conexiones USB, acceso a zona de residuos, extractores de humos escastrados a la encimera, ranuras para escurridor o la posibilidad de realizar diferentes tipos de cantos e incluso cantos ingletados para obtener una encimera visualmente más gruesa.

PETICIÓN DE CITA PREVIA

Start typing and press Enter to search