Cómo elegir los electrodomésticos para tu cocina

Si ha llegado la hora de cambiar los electrodomésticos de tu cocina porque se han estropeado, han quedado obsoletos, o simplemente porque vas a reformarla, en este post te damos algunos consejos para que elijas los que más se adapten a ti.  

*Foto: Teka

 Eficiencia energética:

Elegir electrodomésticos con la máxima calificación energética te ayudará a ahorrar en tu factura eléctrica a final de mes. Es cierto que quizá este tipo de electrodomésticos tienen un precio algo más elevado, pero pronto recuperarás esa inversión gracias al ahorro en el consumo de energía en tu hogar.

Tamaño y dimensiones:

Debes elegir aquellos electrodomésticos que más se adapten a tus necesidades y las de tu familia, así como al espacio disponible en tu cocina. ¿Cuántas veces coméis en casa? ¿Cuántos sois? ¿Qué electrodomésticos usáis más a menudo y de cuál podríais prescindir en caso de no tener espacio suficiente? Son alguna de las preguntas que puedes hacerte para descubrir vuestras necesidades. 

Amplia garantía:

Un aspecto importante a tener en cuenta, es elegir electrodomésticos que tengan una amplia garantía en caso de que ocurra cualquier imprevisto. 

Busca asesoramiento:

Puedes buscar asesoramiento de manos de expertos, que son los que mejor van a saber decirte qué prestaciones deben tener tus electrodomésticos. 

Frigorífico:

Hoy en día los frigoríficos tienen múltiples formas y combinaciones. Los hay que reparten a partes iguales el espacio de nevera y congelador, pero también existen algunos que solo dedican un cajón al congelador. Si el espacio de tu cocina es grande, y almacenas muchos productos que necesitan frío, un frigorífico americano de dos puertas puede ser la mejor opción para ti. 

*Foto: Smeg

Horno:

Una de las prestaciones más importantes de tu nuevo horno es que tenga un sistema pirolítico. Esto facilitará mucho su limpieza, ya que en este proceso el horno se pone a 500ºC reduciendo toda la grasa y suciedad a cenizas, que se retirarán fácilmente con un paño de cocina. Aún así, esto no debe hacerse muy asiduamente, pues se consume bastante energía durante el proceso. 

*Foto: Teka

Secadora:

Sobre este electrodoméstico existe un gran debate. Hay en muchos lugares en los que es necesaria porque las temperaturas son más frías y la ropa no se secaría en el exterior. Sin embargo, para zonas más cálidas, puede resultar en un electrodoméstico que ocupa espacio y consume energía. De modo que es importante que valores su importancia en tu hogar. 

Lavadora:

En caso de que hayas decidido no incorporar una secadora, una opción muy interesante son las lavadoras con opción de centrifugado más fuerte, en el que la ropa sale casi seca. Además actualmente hay lavadoras-secadoras que tienen ambas funciones en un mismo electrodoméstico, ahorrándonos espacio en nuestra cocina. 

Lavavajillas:

Este electrodoméstico facilita mucho las tareas del hogar, ya que nos permite ahorrar tiempo de tener que fregar vajillas y cazuelas a mano, pero también agua. Y es que según varios estudios, con este electrodoméstico podemos llegar a ahorrar hasta 30,6 litros de agua diarios. Si vives solo, o no sois muchos en casa, un lavavajillas pequeño puede ser la solución, ya que no ocupa mucho espacio y cumple perfectamente su función. 

*Foto: whirlpool

No esperes más y pide tu cita

Comienza tu reforma pidiéndonos cita llamando al 976 467 920 o rellenando este formulario para que así podamos concertar contigo fecha y hora.

PETICIÓN DE CITA PREVIA

Start typing and press Enter to search