Cómo elegir el tipo de fregadero de tu cocina: Un elemento en constante evolución

El fregadero siempre ha sido un elemento fundamental en las cocinas.

Desde hace ya unos años la incorporación del lavavajillas ha desplazado algo el uso del fregadero, aunque últimamente vuelve a coger fuerza gracias a sus nuevos diseños, utilidades, nuevos acabados y materiales novedosos usados para su fabricación.

Un fregadero de cocina tradicional siempre es de acero inoxidable

Este fregadero tiene muchas ventajas: suele ser de un precio asequible, es un fregadero “para toda la vida,” muy sencillo de limpiar y no requiere ningún mantenimiento especial. Es cierto que con el tiempo y su uso suelen ir apareciendo marcas y rayas, pero suelen quedar disimuladas y no suponen ningún problema estético ni de uso. Es un fregadero apto para los alimentos e higiénico, resistente al calor y a la luz y no se oxida. El acero inoxidable se fabrica con un porcentaje de cromo que proporciona brillo y durabilidad y un porcentaje de níquel que aporta dureza y resistencia, y carbono para su maleabilidad y ductilidad. Lo normal es que un fregadero sea de la serie 300 y con un porcentaje de cromo y níquel 18/8 aunque el 18/10 nos daría una mayor dureza. Una de las firmas tradicionales de fregaderos de acero inoxidable ha sido y es Teka. En muchas viviendas sigue habiendo uno con poza y escurridor, el clásico que había en todas las cocinas.

Cómo elegir el tipo de fregadero de cocina.

Fregaderos con acabado inox cepillado o mate

En los últimos años se han incorporado nuevos acabados como el inox cepillado o mate que reducen la percepción de posibles marcas o los unidireccionales que dan una apariencia más elegante, o los pulidos satinados. El fabricante Blanco ofrece diferentes acabados incluyendo uno llamado Durinox, un acabado totalmente innovador en el mundo del acero inoxidable.

Otros fabricantes han comenzado a comercializar también en acabados de color blanco, gris o negro como es el caso de Schock. Algunas firmas han incorporado piezas de cristal integradas en el fregadero o como accesorios que le aportan elegancia al mismo. También hay algunas marcas del sector han creado nuevos fregaderos inox en acabados muy actuales como la firma Smeg y sus fregaderos en cobre o inox negro.

Cómo elegir el tipo de fregadero de cocina.

Fregaderos modernos para la cocina

Otro fregadero, que está siendo muy demandado en las reformas de cocinas en Zaragoza por su estética renovada con posibilidad de diferentes colores y acabados, es el que se compone en una parte importante de granito mezclado con resinas acrílicas y pigmentos cromáticos para darle robustez y luminosidad a su superficie. Es un fregadero resistente a altas temperatura y a prueba de arañazos e impactos. También suelen tener tratamientos antibacterianos y fácil de limpiar. Sí es cierto que en ciertos colores especialmente los más oscuros la suciedad y especialmente la cal se ve mucho más por lo que requiere una limpieza más continuada. Otro hándicap es el precio que suele ser más caro que el de acero inoxidable. Ejemplos de estos fregaderos son el Silgranit de Blanco o el Fraganite de Franke.

Cómo elegir el tipo de fregadero de cocina.

El fregadero compuesto con fibras de vidrio mezcladas con resina de poliéster es un modelo estéticamente similar al anterior. Tiene mucha resistencia a impactos. Hablamos de un fregadero robusto e impermeable 100%. Es reciclable, totalmente higiénico al no tener grano y resistente al calor y las rayas. Igual que el anterior ofrece muchas posibilidades de color y acabados. Los fregaderos compuestos por cargas minerales aglutinadas con resinas técnicas de alta resistencia como los de la firma Poalgi, basados en la partícula llamada alúmina en diferentes granulometrías y con una superficie en Gel Coat son de alta resistencia, antibacteriano y excelentes prestaciones

El fregadero de cerámica es un material compuesto por arcilla y recubierto por materiales naturales que le dan color y su textura sedosa. Ofrece una buena resistencia a arañazos e impactos y también es un fregadero higiénico y resistente a altas temperaturas. Es casi imposible que la suciedad se adhiera en su superficie. El color es muy estable y es resistente a los ácidos. Dentro de este tipo de fregaderos los fabricantes tienen modelos de fregadero sobre bastidor cerámico que son fregaderos de mucha mayor capacidad y le aportan un aire más tradicional a la cocina, como los de la firma Luisina.

Cómo elegir el tipo de fregadero de cocina.
Cómo elegir el tipo de fregadero de cocina.

El Solid Surface es un material obtenido a partir de resinas acrílicas y minerales naturales que ofrece unas cualidades muy buenas para el fregadero. Es fácil de lavar y reparable. No es poroso y es higiénico y antibacteriano. Fabricantes como Franke o Krion de Porcelanosa incorporan fregaderos de este material. La ventaja es que puede hacerse perfectamente integrado con la encimera en el mismo material.

Algunos fabricantes como Schock tienen fregaderos de altas prestaciones compuestos por otros materiales como el cuarzo cristalino que ofrece excelentes prestaciones o la fibra de carbono, aunque en este caso el mayor freno es su altísimo precio. Hay firmas dedicadas más a encimeras de cocina como Silestone que ofrecen la opción del fregadero con el mismo material, compuesto preferentemente por cuarzo, son los llamados Integrity.

Cómo elegir el tipo de fregadero de cocina.

En los últimos años la irrupción de los porcelánicos como Laminam o Neolith han dado la opción a realizar fregaderos también en el mismo material, una solución que suele resultar cara y no demasiado funcional, aunque estéticamente aportan un plus en la cocina.

¿Dónde ubicar el fregadero de la cocina?

En general todos estos fregaderos que hemos comentado ofrecen unas excelentes cualidades y son válidos para su uso en la cocina. Pero ahí no queda la gama de fregaderos: actualmente al fregadero tradicional sobre encimera han surgido en los últimos años gamas muy variadas en cuanto a su colocación:

  • El fregadero tradicional sobre encimera ha perdido mucha venta debido a la irrupción de nuevos modelos. Este fregadero es de fácil instalación y su sellado suele ser sencillo y no ofrece problemas especiales. Una vez realizado el encastre en la encimera el fregadero se coloca encimera de la misma.
  • El fregadero bajo encimera desde hace ya bastantes años es una solución alternativa muy utilizada. La ventaja es que queda más limpia la encimera al colocarse por debajo de la misma una vez realizado el encastre.  Se suele instalar cuando el cliente quiere un fregadero básico de medidas no muy grandes para un uso como poza únicamente. Otra ventaja es que suele tener un precio en el acabado inox bastante ajustado.
Cómo elegir el tipo de fregadero de cocina.
  • El fregadero enrasado o de integración a ras es un fregadero que ofrece una solución totalmente lisa de encimera, al no tener resalte se simplifica la labor de recogida de líquidos. Este fregadero requiere una correcta instalación, con un encastre bien realizado para que el fregadero quede perfectamente asentado a la encimera. Actualmente algunos fabricantes han sacado muchas novedades en este acabado siendo una de las tendencias en cuanto a colocación. Hay firmas que en su catálogo incorporan fregaderos que admiten diferentes formas de colocación (bajo encimera o sobre encimera o a ras.
  • El fregadero sobre bastidor permite una colocación de diversas formas sobre un mueble, puede quedar integrado al fregadero, o puede sobresalir para que tenga más protagonismo en la cocina. Habitualmente este tipo de fregaderos se instalan en cocinas más tradicionales o en estilo rústico.
marvi-blog-tipos-fregaderos-cocina-2020-07-blanco

Accesorios para fregaderos de cocina

Otro apartado importante en cuanto a las opciones de modelos de fregadero es la opción de escurridor. En los últimos años los clientes han preferido en su mayoría sacrificar esta parte del fregadero y obtener así más superficie de encimera, dado sobre todo a que tienen lavavajillas. No obstante, el escurridor sigue presente en muchas cocinas y es una opción todavía demandada. Lo que sí ha descendido mucho es la colocación de escurridor rebajado con estrías en el material de la encimera (granito, cuarzo, etc.)

Un aspecto que están desarrollando mucho algunos fabricantes es el de los accesorios para los fregaderos. Los principales son:

  • Rejillas de soporte para la cubeta. Permite realizar muchas labores dentro de la cubeta consiguiente un nivel adicional para escurridor u otras funciones, como es el caso de la rejilla de la firma Blanco.
  • Los dosificadores de jabón son una opción cada vez más demandada y que ofrecen la posibilidad de incluirlo en muchos modelos de fregadero ofreciendo una solución cómoda y sencilla de colocar.
  • Los roll up enrollables que ofrecen la mayoría de los fabricantes, una solución práctica y muy sencilla que puede colocarse sobre el fregadero para escurrir utensilios o el llenado de ollas entre otras funciones.
  • Escurridores multifuncionales para lavar, escurrir o conservar frutas y verduras, o los escurridores de rincón o esquina. Bandejas escurridoras, cestas de malla, cestas para vajilla, y otros muchos accesorios muy prácticos.
  • Las tablas de corte en diferentes materiales y acabados que también se pueden adaptar a las cubetas y ofrecen una superficie extra de corte no siendo necesario usar la propia encimera de la cocina.
  • Kit de iluminación: algunos fregaderos llevan ya la opción del Kit de iluminación led como es el caso de la firma Veravent.  También existen ya en el mercado escurridores climatizados para facilitar un rápido secado de la vajilla.

Un accesorio que ya se coloca en muchas cocinas de Europa son los trituradores de desperdicios. Es una manera muy cómoda de gestionar los residuos de alimentos ya que tritura y elimina los desperdicios a través del desagüe. En España todavía su introducción está siendo lenta. Actualmente en muchos fregaderos es posible adquirir la opción de la válvula automática, una solución recomendable para la apertura y cierre de la válvula del desagüe sin tener que accionarlo manualmente directamente sobre la válvula.

Una solución estética que también ofrecen algunos fabricantes es la tapa en acabados inox cepillados o cerámicos para incorporar a los fregaderos. Y otra opción muy recomendable es la de solicitar un sifón salva espacio con válvula de goma integrada para evitar la curva del sifón del fregadero y así ganar espacio en el mueble bajo el fregadero como la solución que ofrece Franke.

Cómo elegir el tipo de fregadero de cocina.
Cómo elegir el tipo de fregadero de cocina.

Por último, no podemos dejar de hablar de los fregaderos con dos senos o pozas. Si necesitas más zona de fregadero e incluso dos zonas independientes para realizar tus tareas en la zona de aguas, puedes recurrir a este tipo de fregaderos con dos zonas de agua y con válvulas y desagües independientes. Así mientras en una cubeta realizas una labor de preparación de alimentos en la otra puedes realizar funciones diferentes: lavado o escurrido de vajilla, por ejemplo.

Garantías de los fregaderos

Es muy importante que te fijes en la garantía, la mínima debe ser de 2 años, pero algunos fabricantes ofrecen hasta 5 años de garantía como la firma Blanco. También es importante que preguntes por el mantenimiento del fregadero que adquieras, sobre todo la limpieza para que no uses productos que puedan ocasionar daños a tu fregadero. Habitualmente con el fregadero te darán las indicaciones de mantenimiento, aunque todos los fabricantes tienen en sus webs consejos de limpieza.

Esperamos que este artículo sea de interés y que aciertes plenamente en la elección del fregadero en tu nueva cocina.

PETICIÓN DE CITA PREVIA

Start typing and press Enter to search